GRABA TU NOMBRE O FRASE GRATIS ESTE FEBRERO

#DelRioLoveStory

#DelRioLoveStory

Una historia de amor

Suscribite a nuestro boletín

Smiley face

Día 1.


No recuerdo un febrero en el que lloviera tanto y tuviera que recurrir a mis hermosas botas. En el bufete todo ha marchado de maravilla, preparé el informe para la reunión de mañana y aunque me siento muy segura de la presentación, tendré que recurrir a mi amuleto. 

Smiley face

Día 2.


Hoy el día es diferente. El cielo gris que coronaba ayer se ha ido, y en su lugar un sol increíble resplandece. Después de desayunar, guardo mis llaves y billetera dentro del bolso que me heredó mi abuela, mi amuleto de la suerte para la reunión de hoy.

Smiley face

Día 3.


Me escapé temprano del trabajo para salir a tomar café con mis amigas. Yo las adoro, pero cuando empiezan a hablar de sus novios y “futuros esposos”, no las entiendo. Quizás sea porque yo estoy enfocada en mi trabajo, o como dicen ellas: no he encontrado al amor de mi vida. 

Smiley face

Día 4.


Anoche llovía a cántaros cuando estaba de regreso a casa y mi auto se dañó. Hoy decidí despertar más temprano para tomar el tren con mi mochila roja en mano, mi libro favorito y una gran sonrisa, al mal tiempo buena cara. En el tren, me pasó algo inesperado, tropecé y por poco caigo al suelo, sino hubiera sido por el dulce extraño que tomó de mi brazo y me rescató. Me sentí como en una película.

Smiley face

Día 5.


Hoy nuevamente tomé el tren, armada con mis zapatos favoritos y para mi sorpresa con la motivación de volverle a ver. Soy una mujer muy independiente y aunque no creo en el amor a primera vista, no puedo sacar de mi mente el par de ojos miel que ayer me miraban dulcemente, justo cuando me tomaba de forma cálida mi brazo para evitar la caída. ¿Habré caído enamorada? Pero no fue mi día de suerte, no logré verle.

Smiley face

Día 6.


Mi auto está de vuelta, pero aunque les sorprenda, lo dejé en casa para tomar el tren -y tratar de verle-. Al estar ahí sentada, me di cuenta que mi pasaporte está perdido y debo viajar en 1 semana, quizás cayó de mi mochila el día de mi casi caída. Y además, había olvidado que tengo que ir a Del Rio a buscar el regalo de cumpleaños de mi mamá. Hoy es un día ocupado, pero presiento que mañana será mi día de suerte.

Smiley face

Día 7.


¡No puedo creer lo que me acaba de pasar! Mientras cruzaba el parque con mi hermoso shopper naranja y mis flats -para tomar nuevamente el tren sin caer-, estaba entretenida viendo como el Sol se colaba entre las hojas de los árboles, y de pronto mis ojos bajaron para encontrarse con su mirada….

Smiley face

Día 7.


Por un momento mi corazón se paralizó. Yo le sonreí y él me sonrió, nos acercamos tras intercambiar una señal de “hola” con las manos. Les juro que mi intención era solo agradecerle por haber evitado mi caída, pero algo inesperado pasó, Sebastián -si así se llama mi salvador- se acercó y sacó de su maletín café mi pasaporte, debió recogerlo el día de mi caída, ¡nunca había estado tan aliviada! Esto me hizo romper la personalidad ejecutiva que me caracteriza y terminé invitándole a compartir un café pasado mañana.

Smiley face

Día 8.


En plena reunión, mientras tenía un conference con un importante cliente del bufete en Miami, me descubrí dibujando un corazón en mi agenda. Me parece algo divertido y es que no sé qué me está pasando, nunca he sido la mujer que sueña en horas de trabajo. Pero Sebastián tiene mi cabeza en otro lado.

Smiley face

Día 9.


El gran día ha llegado y no puedo explicarles la emoción que siento. Quedamos de vernos a las 5:00 p.m. así que estoy pensando en vestir algo casual como jeans, una chaqueta de cuero, unas botas y mi pequeño bolso dorado. Sé que estamos en verano, pero pueda que hoy nuevamente sea una tarde fría. Después de todo conozco mi suerte y hoy ya me siento bastante ansiosa.

Smiley face

Día 10.


Ayer simplemente fue increíble. Pasamos horas y horas hablando, y continuamos nuestro café con una deliciosa cena. Él me miraba y yo de la nada sonreía, nunca me había sentido así de cómoda con alguien. Al llegar a casa me escribió para decirme que le encantó nuestra salida y de paso preguntó ¿cuándo te volveré a salvar? Obvio no le contesté hasta hoy, pero les confieso que no puedo esperar más para volver a ver al hombre que no solo detuvo mi caída, sino que me hace volver a creer en que uno puede enamorarse. ¡Feliz San Valentín!

Vos, del rio y tu historia" #DelRioLoveStory